• logo-newsletter

    SUSCRIBETE AL NEWSLETTER DE GRANHOTEL
  • consulta nuestras revistas online
  • BAJAR EH
  • BAJAR REVISTA GRAN HOTEL
  • La esencia mediterránea y el respeto por el producto, ejes de la nueva carta de verano del Restaurant Esmarris de Dolce Sitges

    La llegada del verano y de las vacaciones trae consigo la renovación anual de la carta del Restaurant Esmarris de Dolce Sitges, el hotel de cinco estrellas con espectaculares vistas al Mediterráneo. Aunando vanguardia y tradición, los paladares más sibaritas se deleitarán esta temporada con una selección de suculentas propuestas vegetarianas, de carne, de pescado y de marisco.

    Con Jaume Balada al frente de los fogones, la carta se define por la esencia mediterránea y por el uso de técnicas modernas para crear experiencias gastronómicas en un entorno con estilo. Los productos de calidad y de temporada se funden en un entramado de sabores y texturas que tienen como resultado elaboraciones fuera de lo convencional.

    “La base de nuestra cocina es el respeto por el producto y por la tradición para poder innovar”, ha afirmado Jaume Balada, chef ejecutivo de Dolce Sitges, que cuenta con una sólida trayectoria profesional en espacios como el Ritz-Carlton y el Plat d’Or, donde obtuvo una estrella Michelin. “Inspirándonos en la propia experiencia y en el entorno, compartimos la visión del escritor Josep Pla, quien definía la cocina como el paisaje puesto dentro de una cazuela”, ha añadido.

    El tártaro de gamba de Vilanova con ensaladilla de verano y leche de tigre y el huevo a baja temperatura con guisantes, morralets y gelatina de butifarra negra de Osona son algunos de los entrantes que componen la oferta culinaria, junto con los espárragos blancos, parmesano, berenjena y mollejas de ternera glaseadas.

    La estrecha relación de Dolce Sitges con el mar se plasma en la amplia variedad de platos a base de pescado y marisco, tales como el rodaballo asado con patata al mortero, pil-pil y caracol de mar; bogavante en mar y montaña con alitas de pollo y parmentier de calabaza; o el bacalao con caldo denso de oreja de cerdo y gnocchi cremosos de patata.

    La espalda de conejo en salmorejo sobre hummus y zanahoria confitada, el pichón en dos cocciones con mole, espárragos blancos y bizcocho al vapor de pistacho o el cochinillo con migas especiadas, chalotas glaseadas a la naranja y palo cortado harán las delicias de los más carnívoros.

    El Restaurant Esmarris también ha dedicado parte de su carta a aquellos que siguen una dieta vegetariana con un arroz cremoso de espárragos verdes con flor de calabacín y bimi y con ajoblanco de coco con higos frescos, cebollitas al balsámico y crumble de almendras.

    « « Noticia anterior | Noticia siguiente » »