• logo-newsletter

    SUSCRIBETE AL NEWSLETTER DE GRANHOTEL
  • consulta nuestras revistas online
  • BAJAR EH
  • BAJAR REVISTA GRAN HOTEL
  • La gastronomía es clave para el 43% de españoles a la hora de elegir destino de vacaciones

    Raviolis cremosos de setas con láminas de jamón ibérico del restaurante Loidi del Condes de Barcelona.

    La gastronomía juega un papel clave a la hora de elegir destino de vacaciones. Según un estudio realizado por eDreams, una de las mayores agencias de viajes on line del mundo, entre 12.000 ciudadanos (1.000 de ellos españoles), el 40,9% tiene en cuenta la cocina local a la hora de elegir destino y el 8,8% llega incluso a decidirse únicamente por la comida. En el caso de los españoles, estos porcentajes aumentan hasta el 42,5% y del 14,1%, respectivamente, lo que los convierte en los terceros para los que más importancia tiene la comida a la hora de viajar, tras italianos y portugueses.

    La gastronomía española es la cuarta más popular del mundo
    Precisamente, los paladares más exigentes residen en los países con las gastronomías más apreciadas por los viajeros. La italiana es la más popular entre todos los encuestados (64,2%) seguida, de lejos, por la mexicana (34,2%), la francesa (34,1%), la española (33,9%) y la tailandesa (30,4%). En el lado opuesto están la eritrea (3,2%), la mongola (6,2%), la nepalí (6,6%) y la australiana (10,5%).

    Entrando más al detalle en la popularidad de la gastronomía española cabe destacar que no es la preferida para ninguno de los encuestados, salvo para los propios españoles. Quitando estos, los que mejor la posicionan son los italianos: en segundo lugar. Le siguen los franceses, para quienes se sitúa en tercer puesto; británicos y alemanes, en cuarto; suecos, en quinto; y americanos y portugueses, en octavo lugar.

    Los viajeros españoles son los segundos más foodies
    Aunque las cadenas de restaurantes se mantienen en la hoja de ruta de muchos turistas –solo las evitan el 23,6% de los españoles frente al 27% global–, el 82,8% de los españoles encuestados prueba siempre la gastronomía local durante sus vacaciones, muy por encima del cómputo general (75,4%) y muy cerca de los portugueses, los más atrevidos en este sentido. Eso sí, se inclinan por comer en restaurantes; los puestos de street food son menos populares: frente a un 32,2% de los encuestados globalmente, los visitan un 31,4% de españoles, los terceros más reticentes a este tipo de comida. Y es que para el 24,3% (vs. 28,6%), la comida callejera no es muy higiénica y un 6,3% (vs. 5%) incluso asegura haberse intoxicado en alguna ocasión.

    Hacerse con las recetas no es un mal plan para los españoles que quieren disfrutar de la cocina local: un 18,3% ha aprendido a cocinarlas estando de vacaciones, muy por encima del 12,1% global, y un 6,7% planea hacerlo en su próximo viaje.

    Hablando sobre los platos más especiales de las diferentes gastronomías locales, los caracoles (40% de los encuestados), el caballo (35,4%) y las ancas de rana (28,79%) son los alimentos más curiosos que los viajeros se han atrevido a probar. Independientemente del país de origen, el 30,21% declara no haber comido reno en su vida, pero lo consideraría si se le presentase la oportunidad. Lo mismo sucede con el cocodrilo (27,1%) y el canguro (24,8%). Los que generan más rechazo son el gato (87%), el perro (86%) y el balut o embrión de pato (83%). El perro y el gato también son los alimentos que más rechazarían los españoles, para los que el café de civeta, el más caro del mundo, genera más rechazo que el balut.

    Por sexo, las mujeres tienen más reticencias que los hombres a la hora de probar determinados alimentos: el 89,8% y el 89,2% se niega a comer gato o perro, frente a un 84,1% y un 82,6% de los hombres, independientemente de su país de origen. Atendiendo a la edad, los más atrevidos son los mayores de 55 años: el 42,8% ha comido caracoles, el 40,3% ancas de rana y el 36,2% carne de caballo. Sin embargo, es también en esta franja de edad donde se encuentran los más reticentes a probar cosas nuevas, sobre todo gato, perro, café de civeta y araña.

    El 76% de españoles come más durante vacaciones
    Se atrevan con la gastronomía local o no, lo cierto es que el consumo calórico aumenta durante las vacaciones. Si la media normal está en 2.000 calorías, tal y como recomienda la Organización Mundial de la Salud, esta cifra se multiplica por 1,8 estando de viaje. Lo más habitual es multiplicar la ingesta por 1,5 (35%) o mantenerla estable (29,3%), aunque un nada desdeñable 22% la multiplica por dos y un 7,2%, por tres. Sin embargo, los españoles suelen multiplicarla por 1,5 (45,3%), por 2 (23,5%) o mantenerla (19,6%), mientras que un 7% la triplica y un 4,6% la disminuye. Factores como la edad o el estado civil juegan un papel importante en este sentido: los que más comen son los de 18-34 años y los que viven en pareja.

    Si hay un culpable de esto, a tenor de los resultados de la encuesta realizada por eDreams, es el helado. Son pocos los que se resisten, independientemente del país de origen, el sexo o la edad. El 43,4% de los encuestados declara comer más que cuando está en casa, 52,9% en el caso de los españoles. Lo mismo sucede con la fruta (33,5%), los alimentos con mayor contenido calórico (33,3%), el pescado (31,6%), la comida basura (29%), pan (18,5%), chocolate y caramelos (15,6%) y pasta y arroz (14%). Curiosamente, dejando a un lado el helado, los hombres mantienen una tendencia más sana que las mujeres durante las vacaciones. Mientras ellos declaran ingerir más pescado (34,7%) o fruta (33,4%), el 27,3% de las mujeres confiesa comer comida con mayor contenido calórico.

    El consumo de alcohol de los españoles se duplica
    Independientemente del país de origen, el consumo medio de alcohol se multiplica por 2,7 en vacaciones. Los españoles son los que menos lo hacen, por delante de ellos se sitúan británicos, americanos, italianos, franceses, portugueses y suecos. Lo más frecuente para los españoles es duplicarlo (25,6%) o multiplicarlo por 1,5 (25,2%). El 19,8% dice consumir lo mismo, el 14,9% multiplicarlo por 3 y un 5,4% consumir menos de lo que bebe habitualmente. Sin embargo, también hay españoles que multiplican su consumo por cuatro (5,3%) o 5 (2,5%). Por sexo, los hombres incrementan más que las mujeres su consumo de alcohol (2,8 vs 2,65). Atendiendo a la edad, destacan los de 25-34 años (2,8 puntos) y 35-44 (2,7). Teniendo en cuenta el estado civil, sobresalen los casados (2,8 puntos).

    En cuanto a las bebidas, la cerveza es la gran favorita: los españoles beben, de media, 4,4 cañas semanales (los que más), 1 o 2 copas de vino y 1,9 bebidas espirituosas. También es la bebida más popular en el cómputo general: cada encuestado confiesa beber 2,6 copas semanales, frente a 2,3 de vino y 1,6 de bebidas espirituosas. En todos los casos, los hombres casados o en una relación y trabajadores, por cuenta propia o ajena, son quienes más beben.

    Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on RedditEmail this to someone

    « « Noticia anterior | Noticia siguiente » »

    SH Hoteles

    Florazar S.A. con más de 40 años de historia en el sector de la promoción y construcción de viviendas, ha terminado el proceso de reforma de dos de sus hoteles […]

    Leer más...