• logo-newsletter

    SUSCRIBETE AL NEWSLETTER DE GRANHOTEL
  • consulta nuestras revistas online
  • BAJAR EH
  • BAJAR REVISTA GRAN HOTEL
  • La Operación Salida despegará con un millón de pasajeros diarios en los aeropuertos españoles

    Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas ©Aena

    La Operación Salida 2018 apunta a un crecimiento del 7,6% en comparación con el pasado año, hasta llegar a una media de 960.000 pasajeros diarios en julio y agosto, según apunta el último informe de Foro Regulación Inteligente. El 65% del movimiento se concentra en cinco aeropuertos: Adolfo Suárez-Madrid Barajas, Barcelona-El Prat, Palma de Mallorca, Málaga-Costa del Sol y Alicante-Elche.

    En el informe La revolución aérea española: del monopolio al liderazgo mundial, en veinte años también se analiza la rebaja de precios y el fuerte crecimiento de conectividad y viajeros que ha experimentado el mundo, en general, y España, en particular.

    Así, según los datos del think tank, el número de pasajeros que viajan en avión cada año se ha multiplicado por diez desde 1970, triplicando el ritmo de crecimiento de la economía global, mientras que las conexiones aéreas entre distintas ciudades han pasado de 5.000 a 15.000 a lo largo del mismo período. Por otro lado, el estudio recuerda que el peso de los viajeros internacionales en el mercado aéreo español es del 80%, frente al promedio global del 54%.

    Además, destaca el informe que la aviación genera el 3,5% del PIB mundial, y casi 8 puntos porcentuales más en el caso de España (11,1%), lo que supone unos 120.000 millones de euros al año. En concreto, de forma directa e indirecta, el sector soporta a 1,5 millones de trabajadores, el 8% del total.

    En palabras de Diego Sánchez de la Cruz, director de Foro Regulación Inteligente y autor del informe, “España es el sexto mercado mundial que más va a crecer en las dos próximas décadas y no podemos pensar en 2 años sino en 20 años”.

    Durante la presentación del informe, Sánchez de la Cruz recordó que en España el crecimiento del transporte aéreo rebasó el ritmo de expansión del PIB entre 2015 y 2016. Asimismo, señaló que pese al atraso relativo que arrojaba el sector en los años 90, este sorpasso ha hecho que la aviación se convierta en una de las actividades económicas que tiran del crecimiento económico.

    “Echamos en falta una estrategia nacional que involucre a los grandes partidos políticos, los operadores públicos y todos los actores privados del ámbito de las aerolíneas. Francia puede servirnos como ejemplo de lo que hay que hacer”, apuntó el autor del informe.

    Según el estudio, España es uno de los países con mayor conectividad aérea –en el puesto 5 a nivel mundial–, con 325 rutas domésticas y cerca de 1.300 ofertas de vuelo al extranjero. El número de aerolíneas también es un dato a destacar ya que en las últimas dos décadas ha pasado de menos de 5 compañías a 50.

    A propósito de la conflictividad en los aeropuertos, el estudio recuerda que el problema de las huelgas de controladores ha ido a más en los últimos tiempos. De 2005 a 2016, España sufrió 5.209 cancelaciones por este motivo. De media, cada conflicto laboral supone 868 anulaciones. Los costes directos para la industria ascienden ya a 92 millones, a los que habría que sumar el golpe al turismo y otros sectores.

    En concreto, el aeropuerto de Barcelona-El Prat se enfrenta ante un complejo escenario de cara a la Operación Salida 2018, con la sombra de posibles huelgas de controladores y pilotos, además de la conflictividad laboral que está afectando al espacio aéreo de Marsella, vital para la conectividad con la Ciudad Condal.

    “Un escenario conservador apunta a un coste directo de 12 millones de euros que, además, empobrecería al sector turístico en 33 millones más (45 millones de euros en total). Si la huelga tuviese un alcance mayor, el coste sería de 20 millones para la industria y de 71 millones para el turismo de la región (91 millones de euros en total)”, aseguró Sánchez de la Cruz.

    En lo que respecta al transporte de mercancías, en 2017 rebasó en España la barrera de los 900 millones de toneladas transportadas por vía aérea, lo que supone un crecimiento del 50% durante los últimos cinco años.

    Preguntado sobre el precio de los billetes, Sánchez de la Cruz recordó que se han abaratado como consecuencia de la confluencia de diversos factores: la industria ha reducido un 60% sus costes gracias a una continua mejora de la eficiencia, los consumidores se benefician de las aplicaciones que permiten comparar tarifas para un mismo vuelo, etc.

    Asimismo, el autor del estudio recalcó que el pulso entre aerolíneas tradicionales y low cost es “especialmente alto” en España. En este sentido, apuntó que a nivel mundial, sus respectivas cuotas de mercado son 75% vs 25%, mientras que en España estamos hablando de ratios cercanos a un escenario de 50% vs 50%.

    Por todo lo anterior, el estudio sostiene que la industria aérea acarrea un histórico problema de rentabilidad ya que sus márgenes empresariales están por debajo del 2%, frente a niveles medios del 10% en diversas industrias paralelas. Esos bajos niveles de retorno sobre el capital invertido complican la sostenibilidad de las inversiones de largo plazo que dan pie a las mejoras tecnológicas y operativas.

    En materia de control aéreo, el informe afirma que el coste por hora de vuelo es de 579 euros en Europa frente a los 438 de Estados Unidos.

    “Para reducir los retrasos, acortar los trayectos, abaratar costes y consumir menos combustible, Europa necesita un cielo único que unifique las distintas áreas vigentes hoy”, aboga el autor del documento, al tiempo que insta a modernizar la gestión del espacio aéreo ya que, a su juicio, aumentaría en 69-83 millones el número de viajeros que registra España, abaratando los vuelos en 3.200 millones y generando 15.000 millones de aumento del PIB.

    Finalmente, el informe señala que durante la última década, las tasas aeroportuarias han subido un 80% en Europa y un 255% en España. Sin embargo, la tarifa media en nuestro país es de 20 euros por billete, frente al promedio comunitario de 35 euros por viaje.

    “Eliminar las tasas como han hecho en Holanda o Irlanda aumentaría el PIB en 6.300 millones, generando 31.000 empleos”, advierte el director de Foro Regulación Inteligente.

    « « Noticia anterior | Noticia siguiente » »

    Mediterráneo Bay Hotel & Resort

    Coincidiendo con la celebración de su 25º aniversario, ha abierto sus puertas y con ellas su corazón el recién remodelado Mediterráneo Bay Hotel & Resort. Un complejo turístico de cuatro […] Leer más...