• logo-newsletter

    SUSCRIBETE AL NEWSLETTER DE GRANHOTEL
  • consulta nuestras revistas online
  • BAJAR EH
  • BAJAR REVISTA GRAN HOTEL
  • Llega Bar Boulud al Mandarin Oriental Barcelona

    Rillons Croustillants; la clásica pissaladière, la tarta de cebolla provenzal; croquetas de Boudin Noir, uno de los embutidos más antiguos conocidos; el tradicional Pâté Grand-Pêre con trufa negra, y una copa de Ruinart Blanc de Blancs para maridar. Platos con sello inconfundible que, del 11 de noviembre al 16 de diciembre, presiden la carta del Banker’s Bar de Mandarin Oriental Barcelona, convertido durante estos días en una réplica del mítico Bar Boulud americano. Es el nuevo pop up del bar más mutante de Barcelona, una iniciativa del hotel de Paseo de Gracia y la maison de champagne Ruinart, quien también ayudará a modificar la carta líquida del espacio donde no faltarán cócteles de sello Boulud como el emblemático White Cosmopolitan.

    Es uno de los chefs franceses más aplaudidos de Estados Unidos. Daniel Boulud posee dos estrellas Michelin en el país americano y una serie de restaurantes y bares por todo el mundo. Ahora su concepto llega a Barcelona de la mano de Mandarin Oriental Barcelona para acercar su gastronomía durante un mes a través de la experiencia de su Bar Boulud. Banker’s Bar recreará el espacio de bistró y bar de vinos neoyorkino de la marca, y plasmará la vivencia mediante un recetario popular de la campiña francesa y bajo la dirección del chef ejecutivo de Bar Boulud London, Thomas Piat, quien ejercerá de maestro de ceremonias.

    Mediante Piat, Boulud ha creado una carta para Banker’s Bar con una selección de sus clásicos más demandados, una carta de platos franceses de temporada que refleja las características de la cocina de la campiña gala aunque evolucionada por el chef, incluyendo el Pâté Grand Père (foie gras, cerdo y trufa negra) o los Rillons Croustillants (panceta de cerdo crujiente y frisée). No faltan platos de la influencia americana de Boulud como las exclusivas hamburguesas Yankee (la clásica estadounidense) y Piggie (de barbacoa de cerdo), junto a clásicos galos que el chef reivindica como el sándwich de jamón y queso casero caliente Croque Monsieur, Madame. Los postres incluyen, entre otros, el Gateau Basque (la clásica tarta francesa con mermelada de cerezas y vainilla inglesa) o las madalenas recién salidas del horno, una gran opción para compartir.

    Para ofrecer un toque diferente y divertido, Banker’s Bar ha instalado una mini cocina en el atrio del bar recreando un food truck, donde los clientes podrán observar a los chefs a través de una ventana mientras éstos preparan algunos de los platos especiales como los hot dog o la Boudin Noir (croqueta con morcilla, salsa de manzana y mostaza dijon), otro emblema francés que Boulud reinterpreta.

    Entrada clandestina y selección de champagnes
    La cocina de Daniel Boulud no se entiende sin la selección de vinos, champagnes y cócteles. Estos últimos incluirán el emblema del chef, el White Cosmopolitan (vodka, licor de St-Germain Elderflower, arándano blanco, lima y una esfera de hielo de orquídeas). Mediante la Maison Ruinart, Boulud potenciará el vino y el champagne con maridajes sugeridos y etiquetas como “R” de Ruinart, Ruinart Blanc de Blancs, Ruinart Rosé, Dom Ruinart y Dom Ruinart Rosé. Los champagnes clásicos que se ofrecerán serán Dom Ruinart Blanc de Blancs 2016 y Dom Ruinart Rosé 2014.

    La experiencia no sería completa sin la redecoración del espacio. El ambiente de este restaurante pop up combina elementos bistró franceses –con mesas de mármol, sillas rojas y blancas y lámparas doradas– con la característica pared de madera natural de Bar Boulud Boston que imita el interior de un barril de vino como guiño a la presencia del vino en los restaurantes de Boulud. Para agregar misterio a la llegada, la entrada del personal del hotel se transformará en la puerta del bar. Al entrar, los clientes pasarán por un pasillo lleno de fotos que ilustran el mundo del chef Boulud y llegarán al bar por una entrada secreta después de cruzar el área de servicio de la cocina.

    « « Noticia anterior | Noticia siguiente » »

    Elba Madrid Alcalá

    Dicen que en Madrid no hay dos calles iguales. La Plaza de Cibeles, la famosa Puerta de Alcalá, el emblemático barrio de La Latina… Madrid es un compendio de contrastes […] Leer más...