• logo-newsletter

    SUSCRIBETE AL NEWSLETTER DE GRANHOTEL
  • consulta nuestras revistas online
  • BAJAR EH
  • BAJAR REVISTA GRAN HOTEL
  • Los españoles prefieren visitar ciudades a ir a la playa

    Casa de les Punxes (Barcelona). Foto: Isabel Fernández

    Según la nueva oleada del III Barómetro Turístico Leisure Braintrust, los españoles van a viajar más, durante más tiempo, y a gastarse dinero más en sus vacaciones.

    Según Ángel García Butragueño, director del Barómetro y Director de Consultoría de Turismo y Ocio en Braintrust, los datos que se desprenden del nuevo barómetro confirman un cambio en el comportamiento de los consumidores: “El viajero español ha recuperado la confianza en la economía, lo que se traduce en un considerable aumento del gasto destinado a los viajes de ocio frente a años anteriores. Sin embargo, ya no está dispuesto a pagar cualquier precio por lo que demanda. Este nuevo consumidor exigente ha cambiado su manera de comprar para hacerla más inteligente, lo que le lleva a buscar y planificar antes sus vacaciones para obtener mejores precios. Los agentes del sector han de adaptarse a estos nuevos hábitos de consumo y optimizar su oferta para ofrecer paquetes o servicios personalizados para cada tipo de viajero, en el momento y en el lugar en el que ellos lo demanden”.

    Un turista más cultural y menos de playa
    Los destinos de ciudades han relevado por primera vez a los de sol y playa a un segundo lugar en el ranking de las preferencias de los españoles a la hora de elegir su lugar de vacaciones. El 40% elige ciudades frente al 37% que elige playa.

    Por tanto, los tipos de alojamiento más demandados son los hoteles urbanos, seguidos de las viviendas de amigos y familiares y los hoteles de playa. Otros tipos de destinos como la montaña (9%) o las zonas de interior (7%) continúan siendo menos populares.

    El 71% de los españoles se decantan por su propio país como destino vacacional frente al 29% que elige un destino internacional.

    Los jóvenes de entre 18 y 24 años son los que más viajan al extranjero frente a los españoles de entre 35 y 44 años, que son los que menos salen de nuestras fronteras en su tiempo de ocio .

    Los destinos internacionales estrella continúan siendo las ciudades europeas de interior, seguidos de las costas europeas. Los principales destinos de fuera de Europa son EEUU y Asia, favorito este último sobre todo entre los de menos de 35 años.

    El 51% de los desplazamientos vacacionales este verano se producirá en el coche propio de los viajeros y el 34% en avión.

    Los jóvenes de entre 18 y 34 años confían en las aerolíneas low cost, mientras que los mayores de 55 años siguen apostando por las compañías aéreas tradicionales.

    Un viajero más previsor y más independiente
    Lo de que los españoles lo dejamos todo para el último minuto está pasando a la historia, al menos en el ámbito de los viajes.

    Los viajeros tienen cada vez más claro que cuanto antes reserven, más barato les saldrá. Solo el 3% realiza su reserva en el último minuto y más de un 73% lo hace con más de un mes de antelación.

    Tanto los paquetes vacacionales organizados como los dinámicos (que permiten más flexibilidad) han ido cayendo en los últimos años hasta alcanzar el 26% del total de los viajes.

    El 64% de los españoles se declara más independiente a la hora de planificar y reservar sus viajes, y contrata los servicios sueltos que quiere. La facilidad y la comodidad de internet han provocado que 6 de cada 10 viajes sean con este formato. El canal online es el más habitual para hacer reservas de viajes, tanto por agencias de viajes online (33%) como contactando directamente con la compañía (45%).

    Los comparadores, no terminan de triunfar entre los viajeros y solo un 10% los utiliza para tramitar sus reservas.

    Sin embargo las agencias presenciales siguen manteniendo su peso e incluso aumentan en un punto su cuota de mercado.

    Un cliente informado cada vez más experto
    A la hora de inspirarnos para elegir un destino, la fuente de información a la que más recurrimos son las webs de destinos turísticos (23%) seguidas de las recomendaciones de amigos o familiares (19%).

    Los españoles con los salarios más altos son los que más atención prestan a las webs de opiniones a la hora de preparar su viaje. Los programas de radio y televisión o las redes sociales siguen sin tener demasiado impacto en nuestra decisión , excepto en los jóvenes de entre 18 y 24 años, donde las redes sociales tienen mayor relevancia.

    Según José Manuel Brell, socio responsable de la práctica de Estudios y Modelos Cuantitativos en Braintrust, “analizar las fuentes consultadas por cada perfil de viajero a la hora de seleccionar su destino vacacional puede una ser clave esencial para que los proveedores de viajes consigan alcanzar a sus potenciales clientes. Los viajeros premian a las marcas por estar en todas las fases del ecosistema de consumo de viajes de ocio: inspiración, planificación, reserva, disfrute y recomendación. Mantener una estrategia multicanal y personalizada por perfiles, así como ofrecer una buena experiencia de cliente que genere comentarios positivos y recomendaciones a través de diversos canales, será un punto decisivo para aumentar las ventas”.

    La compañía es tradicional pero no la época en que se viaja
    En esto seguimos siendo muy clásicos: en julio (10%) y agosto (14%) los viajes se disparan y la compañía perfecta para viajar es nuestra pareja (55%), seguida de la familia (49%).

    Las mujeres viajan más solas que los hombres y los jóvenes de entre 18 y 24 años son los que más viajan con amigos.

    Fuera de los meses estrella, los españoles eligen diciembre para sus escapadas al interior de Europa, septiembre y noviembre para sus vacaciones por el mundo y mayo para una escapada a las islas o costa española.

    Los ingresos determinan la intensidad y lejanía de los viajes
    Los ingresos afectan a nuestra manera de viajar, y mucho. Un español con un sueldo de menos de 30.000 euros al año realizará en 2018 una media de 2,1 viajes mientras que alguien con un salario mayor a 60.000 euros realizará 3,3 viajes en 2018.

    Un español medio, a lo largo de 2018, se gastará 2.780 euros en sus vacaciones y realizará 2,4 viajes al año de una media de 7,5 días cada uno.

    Eso sí, hay comunidades que viajan más que otras. Los madrileños rozan los tres viajes anuales (2,9) y los residentes en las Islas Baleares invierten una media de 8,6 días en cada viaje. Mientras que los andaluces son los que menos días al año viajan (6,5) y los catalanes los que menos viajes al año hacen (2,1).

    « « Noticia anterior | Noticia siguiente » »

    Mediterráneo Bay Hotel & Resort

    Coincidiendo con la celebración de su 25º aniversario, ha abierto sus puertas y con ellas su corazón el recién remodelado Mediterráneo Bay Hotel & Resort. Un complejo turístico de cuatro […] Leer más...