• logo-newsletter

    SUSCRIBETE AL NEWSLETTER DE GRANHOTEL
  • consulta nuestras revistas online
  • BAJAR EH
  • BAJAR REVISTA GRAN HOTEL
  • Bellini Food & Bar, nuevo espacio gastronómico del Vincci Centrum de Madrid

    vincci-centrum¿Desayuno british o mejor uno más español? Bellini Food & Bar, el nuevo espacio gastronómico en el hotel Vincci Centrum, de cuatro estrellas, brinda las dos posibilidades con sus desayunos Cakes & Churros para comenzar el día de forma cosmopolita pero sin olvidarse de las tradiciones del Madrid más castizo. Las tartas caseras y los churros artesanos van de la mano en este recién estrenado espacio de ocio de la capital en el que la competición está servida: ¿ganarán los cakes o los churros?

    Elaboradas artesanalmente y con mucho mimo de mano de la chef Carolina Damn, cada día se pueden encontrar una gran variedad de tartas, desde la de zanahoria, manzana, cheesecake, red velvet o de Nutella, para los apasionados del chocolate. Eso sí, los churros, de churrería, de los de “toda la vida”, con su inconfundible sabor y toque crujiente, para recuperar la esencia de  uno de los elementos más tradicionales de Madrid.

    Completando las tartas caseras y los churros artesanos, en ellos puedes encontrar todas las opciones que ofrece en el desayuno Vincci Hoteles. Para los que les gusta más lo dulce: bizcochos caseros, cookies, plum cake, bollería variada, tortitas y gofres con sus siropes y mermeladas. Para los que prefieren lo salado: distintos tipos de panes con una selección de aceites de oliva, embutidos, quesos, salmón ahumado, tortillas de patatas caseras, huevos al gusto, bacon o salchichas. Para aquellos que lo que quieren es un desayuno saludable, también tienen su rincón healthy con fruta fresca cortada, yogures, y zumos naturales de naranja, piña y melocotón. Y para acompañar, por supuesto, están los cafés, tés, y distintos tipos de leche: de vaca, de soja, sin lactosa y de avena.

    Todo ello en un espacio exquisitamente decorado por Beatriz  Silveira, que se ha inspirado en el glamour de los años 50 y en el uso de los elementos naturales de diseño escandinavo. El blanco y los tonos neutros inundan paredes, suelos y techo del lounge del hotel y de todas las zonas comunes dando mayor sensación de amplitud a los diferentes espacios. Los materiales nobles como el mármol aristea, evocan el lujo y la sofisticación; el uso del roble natural contrasta con la sofisticación del latón y dota de gran personalidad al proyecto de este alojamiento de cuatro estrellas.

    « « Noticia anterior | Noticia siguiente » »