Consulte nuestras revistas Online

  • REVISTA GRAN HOTEL 287
  • Hoteles

    Barceló inaugura el Barceló Santiago de Tenerife tras una reforma de 10 millones de euros

    Después de un ambicioso proyecto de reforma que ha durado cerca de dos años y ha supuesto una inversión de 10 millones de euros, el Barceló Santiago ha recuperado su esplendor, ocupando el lugar que merece al estar considerado, desde su apertura en 1995, como uno de los hoteles más emblemáticos del sur de Tenerife. Además de sus preciosas instalaciones, y de su servicio de gran calidad, uno de los aspectos que más ha influido en ese posicionamiento es su privilegiada ubicación, que permite obtener desde múltiples lugares del hotel, y desde muchas de sus 407 habitaciones, unas vistas espectaculares de los acantilados de Los Gigantes, además de atardeceres únicos sobre el océano.

    La renovación del hotel ha contemplado la remodelación de la recepción, de todas sus habitaciones, de su restaurante bufé, de su restaurante a la carta y de sus tres bares. Además, han sido actualizadas todas las instalaciones técnicas, con el fin de incorporar sistemas energéticos más eficientes. Gracias a ello el hotel, que también cuenta con tres salas de reuniones, un completo Barcy Club con el innovador programa de animación Happy Minds, inspirado en la teoría de las siete inteligencias múltiples, actividades para adultos enmarcadas en el programa Wehappy y un completo centro wellness con circuito de hidroterapia y cinco cabinas de tratamientos, ha vuelto a ser uno de los mejores cuatro estrellas superior de esta preciosa zona de Tenerife.

    Por otra parte cabe destacar que, en ese afán por generar experiencias inolvidables, el Barceló Santiago ha hecho coincidir su reforma con la creación de un amplio programa de actividades que incluye un sinfín de alternativas para todas las edades: desde hacer trekking hasta dar paseos en barco para avistar cetáceos; pasando por realizar buceo en los impresionantes fondos marinos de la isla, senderismo por sus bosques o en las laderas del Teide, o visitar alguno de los muchos parques temáticos para niños, entre muchas otras.