Consulte nuestras revistas Online

  • DESCCARGAR gran-hotel-283
  • DESCARGAR equipamiento-hostelero-marzo-2019
  • Hoteles

    El Mandarin Orietal Hyde Park de Londres reabre totalmente tras su renovación

    Mandarin Oriental Hyde Park, Londres, volverá a abrir en su totalidad el lunes 15 de abril de 2019, después de haber completado la restauración más extensa en su historia. Tras la reapertura de los espacios públicos en diciembre de 2018, el hotel presenta ahora sus nuevas habitaciones y suites, incluidas dos nuevas y amplias suites penthouse. La mayoría de los alojamientos ofrece vistas excepcionales del frondoso Hyde Park y el horizonte de Londres.

    “Mandarin Oriental está enormemente orgulloso del patrimonio de este histórico hotel. El alcance y los intrincados detalles de esta renovación trascendental están diseñados para garantizar que este establecimiento emblemático de Londres sea reconocido como uno de los mejores hoteles del mundo. Esperamos dar la bienvenida a nuestros huéspedes con un servicio amable e intuitivo que sea verdaderamente británico pero que refleje nuestra herencia oriental”, afirma Amanda Hyndman, directora general y vicepresidenta del Área de Operaciones.

    Habitaciones y suites

    La diseñadora Joyce Wang ha supervisado el rediseño de todas las habitaciones y suites de Mandarin Oriental Hyde Park, Londres, así como la creación de sus nuevos penthouses, cuyo diseño está inspirado en la apacible ubicación del hotel, junto a Hyde Park, y en el glamour de la Edad de Oro de los viajes, a principios del siglo XX. Las 181 habitaciones y suites son ahora más lujosas y cómodas que nunca, con características inspiradas en el art déco, que incluyen obras de arte cuidadosamente seleccionadas y muebles diseñados a medida.

    Cada una de las 40 suites del hotel varía en tamaño, desde las más pequeñas, de 47 metros cuadrados, ubicadas dentro de los torreones del hotel; hasta la más grande, de 444 metros cuadrados, que comprende el nuevo Mandarin Oriental Penthouse de tres habitaciones con terrazas privadas. Compuesto por dos suites penthouse, el Mandarin Penthouse y el Oriental Penthouse se pueden conectar para crear una de las suites más grandes de Londres, con tres dormitorios, tres baños, un comedor privado, dos cocinas y amplias vistas a Hyde Park y el horizonte de Londres.

    En cada suite, los huéspedes encontrarán una serie de adiciones especiales que van desde bibliotecas seleccionadas por el conocido librero histórico de Londres, Heywood Hill, hasta esterillas de yoga para la práctica privada. Todos los alojamientos están equipados con planchas GHD para el pelo, cafeteras Nespresso, artículos de tocador de Miller Harris para él y para ella, y productos para el cabello de Jo Hansford.

    El spa
    El diseñador de Nueva York Adam D. Tihany ha supervisado el rediseño del spa de última generación de Mandarin Oriental, Londres. De acuerdo con la nueva apariencia, el extenso menú del spa también se ha mejorado para incluir asociaciones exclusivas con algunos de los expertos en salud y bienestar más codiciados del mundo. El nuevo spa cuenta con 13 salas de tratamientos individuales, una Oriental Suite con dos camas de masajes y un templo de agua Rasul, una sala diseñada para consultas y tratamientos de medicina china tradicional Asante y un Bastien Gonzalez Pedi: Mani: Cure Studio, el primero de su categoría en el Reino Unido.

    Los restaurantes y bar
    Adam D. Tihany también ha supervisado una reforma ligera del reconocido restaurante Dinner by Heston Blumenthal, el Bar Boulud, London y el Mandarin Bar. The Rosebery, conocido como el salón de té Bennett en la década de 1920, ofrecerá un té de la tarde de la década de 1920, mientras que el Mandarin Bar ha creado una serie de cócteles especiales que llevan el nombre de invitados famosos y eventos icónicos que tuvieron lugar dentro de este hotel.

    Espacios para eventos
    Sede de fiestas reales y eventos glamorosos desde la década de 1900, el salón de baile del hotel y su salón Loggia también han sido cuidadosamente restaurados para incluir el dorado de 24 quilates de muchas de sus características originales. Ambos espacios cuentan con acceso desde el parque a través de la entrada real privada. La renovación también incluye una hermosa terraza Butterfly pintada a mano por la artista Leah Wood, junto con dos nuevos y versátiles espacios, Asquith y Balfour, para reuniones privadas y eventos sociales.

    Áreas públicas
    La primera fase de la renovación de Mandarin Oriental Hyde Park, Londres se dio a conocer en septiembre de 2017. Joyce Wang fue la encargada de transformar el lobby lounge y el área de recepción, que ahora combinan perfectamente con la decoración inspirada en la naturaleza de The Rosebery. En estos espacios, los materiales contemporáneos, incluido el acrílico, se yuxtaponen con acabados más tradicionales, como la madera de tonos claros. Los candelabros de cristal centrales realzan la espectacular entrada del hotel y la obra de arte de Fredrikson Stallard, ubicada en la recepción, se muestra como una abstracción de la corteza en texturas y capas del platanero, el árbol característico de Hyde Park.

    Obras de arte
    El hotel ha encargado a Visto Images que recopile un portafolio de arte excepcional por todo el hotel. Cada uno de los nuevos vestíbulos del hotel muestra una impactante fotografía de Mary McCartney –fotógrafa oficial de la campaña publicitaria internacional de Mandarin Oriental Hotel Group–, mientras que los pasillos albergan piezas inspiradas en la naturaleza de Hyde Park y las innovaciones tecnológicas inglesas que se presentaron en la Gran Exposición de 1851. También se pueden encontrar otras piezas de arte ecléctico en diversas zonas comunes del hotel.

    La ilustre historia de 117 años del hotel
    Si las paredes de este icónico hotel pudieran hablar, tendrían muchas historias que contar. La construcción del edificio fue encargada a finales de la década de 1880. Sin embargo, esta se retrasó debido a los temores de que su altura proyectara una sombra sobre el río Serpentine. Finalmente, abrió sus puertas en 1889 como un exclusivo bloque de apartamentos para solteros ricos, antes de abrir como hotel, en 1902, con su propia entrada real privada. Desde entonces, muchos huéspedes de renombre han pasado por el hotel, y fue sede del SAS (Servicio Aéreo Especial Británico) durante varios años, tras la Segunda Guerra Mundial. El salón de baile de este hotel fue testigo también de glamorosas fiestas y de las clases de baile de la venerable Madame Vacani, que enseñaron a bailar a la reina Isabel II y la princesa Margarita. Sir Winston Churchill vivió en el hotel por un tiempo y era conocido por ofrecer dos puros a los camareros del servicio de habitaciones a cambio de la entrega de un desayuno temprano. El novelista británico Evelyn Waugh también era un huésped habitual y caracterizó a algunos de los huéspedes del hotel tras sus numerosas estancias. Muchos de estos memorables eventos del pasado se pueden ver con más detalle en la exhibición permanente Un Viaje Histórico, que se podrá visitar en el hotel desde el lunes 15 de abril de 2019.