Consulte nuestras revistas Online

  • DESCARGAR gran-hotel-285
  • Hoteles

    El mercado hotelero español atrajo 3.700 M€ en inversiones durante 2018

    Fuente: Cushman & Wakefield y CMS

    El mercado de inversión mantuvo una alta actividad en España, con una cifra global de operaciones que ascendió a 3.700 millones de euros, tal y como recoge el informe Inversión Hotelera en la Península Ibérica, elaborado conjuntamente por Cushman & Wakefield y CMS. Esta cifra supone un retroceso del 18,7% respecto a 2017 en que, con 4.600 millones, se logró el récord de inversión en España.

    Fuente: Cushman & Wakefield y CMS

    El volumen de operaciones viene marcado por la compra del portafolio de Hispania por parte del fondo de inversión norteamericano Blackstone que supuso un total de casi 2.000 millones de euros. El portafolio incluía 42 hoteles y casi 13.000 habitaciones, muchas de ellas situadas en destinos de sol y playa.

    Según indica Albert Grau, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, “la tendencia de 2019 se observa también un menor ritmo de transacciones que se explica, por un lado, porque ya casi no hay grandes portafolios en venta y, por otro lado, por los precios de los activos que aportan rendimientos inferiores a los vistos en años anteriores, aunque sigue existiendo mucho interés por parte de los inversores en el mercad español tanto urbano como especialmente vacacional”.

    La tendencia del mercado es mirar hacia destinos con un fuerte componente vacacional o de ocio
    Aunque la inversión desvía su atención hacia los destinos vacaciones, en 2018 vimos cómo Madrid sola lograba el 21% del total del capital invertido, gracias a ocho transacciones con un volumen total de 557 millones de euros. En esta cifra tiene un peso clave la adquisición del The Madrid Edition por parte de YTL por 220 millones de euros, con un precio por habitación récord de 1,1 millones

    Para Bruno Hallé, socio y codirector de Cushman & Wakefield Hospitality en España, “con estas cifras, es lógico que los inversores consideren que pueden lograr mejores rendimientos en destinos vacacionales, donde el recorrido de crecimiento de los activos puede ser mayor en los próximos años”.

    El hecho de que el número de activos en el mercado ubicados en las principales ciudades sea limitado, también ayuda a que esta tendencia se consolide. Como ejemplo de esta tendencia estas son las principales cifras de 2018: Canarias atrajo 304 millones en 9 operaciones de compraventa hotelera, mientras que Baleares llegó a los 235 millones con 12 operaciones; Andalucía logró 171 millones en destinos de sol y playa, principalmente, y Cataluña llegó a los 144 millones de euros en inversiones hoteleras, de los cuales 80 millones con destino Barcelona. Por su parte, Valencia alcanzó los 124 millones en transacciones.

    En el conjunto de la Península Ibérica, el 59,4% de las operaciones en los últimos cinco años han tenido lugar en destinos vacacionales y el 20,8% en grandes ciudades.

    El inversor internacional de perfil institucional domina el mercado de la Península Ibérica
    Hasta un 68% de las transacciones realizadas en 2018 en España y Portugal fueron protagonizadas por inversores institucionales, incrementado la media de los últimos cinco años que era del 50%.

    En conjunto, la presencia de players internacionales ha llevado a que el 77% del volumen transaccionado fuera extranjero, de los cuales 2.300 millones provenientes de Estados Unidos, 220 millones de Malasia y 210 de México. Estos inversores internacionales han empezado a interesarse también en proyectos greenfield, todavía en desarrollo, como demuestra las operaciones del The Madrid Edition, el W Marbella o el Tagus Square en Lisboa.

    Top 5 de inversores en la Península Ibérica. Fuente: Cushman & Wakefield y CMS

    Los rendimientos se comprimen respecto a los años de la crisis
    El interés inversor en el mercado hotelero ha llevado a un incremento de precios de los activos que, a su vez, está suponiendo una compresión de los rendimientos, que han caído un 3,5% de media desde los años de la crisis. En el ámbito vacacional vemos como el rendimiento ha caído desde el 11% de 2009 a los 7% de 2018, aproximadamente.

    En cualquier caso, los activos siguen siendo interesantes en la Península Ibérica ya que durante este periodo también se han incrementado los rendimientos operativos lo que aumenta el valor del activo.

    Este escenario positivo se ha logrado, no cabe olvidarlo, por la buena marcha global de la industria turística con incremento en el número de turistas internacionales gracias también a la llegada de visitantes provenientes de mercados en crecimiento de países asiáticos y americanos.