Consulte nuestras revistas Online

  • DESCARGAR gran-hotel-285
  • Otros temas

    La desconexión se topa en Semana Santa con una España rural ocupada al 70%

    Albarracín (Teruel). Foto cedida por Eurona

    La desconexión o la escasa cobertura de Internet será el principal obstáculo que encontrarán los miles de turistas que en Semana Santa ocuparán el 71% de los alojamientos rurales, ubicados muchas veces en zonas rurales despobladas o difícil acceso por su particular orografía, según datos de Escapada Rural recogidos por Eurona, la multinacional española de telecomunicaciones.

    Así, en un contexto donde la despoblación amenaza a cerca de 5.000 municipios españoles, el turismo se convierte en un dinamizador de la economía rural especialmente en temporadas altas como la Semana Santa, pues según cálculos del sector el turista que opta por el mundo rural gastará 75 euros diarios de media esta Semana Santa, incluyendo alojamiento, comida y actividades culturales.

    Sin embargo, se da la paradoja de que aunque la España rural se ocupa estos días, alcanzando niveles del 89% en Navarra, del 79% del País Vasco o el 78% en Extremadura, todos sus visitantes siguen topándose con la falta de infraestructuras. Entre ellas, las que hacen posible el acceso a Internet. Y es que la desconexión no solo afectará a los 10 millones de personas que todavía no tienen acceso a Internet en las zonas rurales, sino que también comienza a representar una traba para el turismo local, que ya no entiende la experiencia de viaje sin estar conectado.

    Un pacto de Estado contra la falta de oportunidades en los pueblos

    Por todo ello, desde Eurona se insiste en la importancia de un pacto de Estado que promueva medidas viables contra el fenómeno de la despoblación más allá de la campaña electoral, y que plantee, entre otras, la colaboración público privada para la puesta en marcha de las infraestructuras necesarias para garantizar el derecho universal de todos los ciudadanos a estar conectados a Internet.

    Según el CEO de Eurona, Fernando Ojeda, “cuando hablamos de infraestructuras, siempre pensamos en vías de tren o carreteras, pero las autopistas de la información como Internet son igualmente importantes y cohesionadoras en estas zonas, al convertirse en una fuente de oportunidades ya no sólo para sus habitantes y para colectivos vulnerables como las mujeres y los jóvenes, sino también para sus negocios, como todos aquellos vinculados al turismo”.

    Y es que a pesar de la falta de infraestructuras de telecomunicaciones en estas zonas, ya existen alternativas subvencionadas con ayudas públicas para conectarles a Internet de forma inmediata como el satélite. Su carácter global o su capacidad para ofrecer cobertura al 100% de la población y en cualquier zona, por recóndita que sea, garantizan el acceso a Internet de banda ancha a todos los ciudadanos multiplicando las oportunidades de supervivencia del mundo rural.