Consulte nuestras revistas Online

  • REVISTA GRAN HOTEL 287
  • Gastronomía

    La terraza del Hotel Indigo Madrid Gran Vía abre sus puertas este invierno con aires mexicanos

    La terraza del Hotel Indigo Madrid Gran Vía abre sus puertas a la época de invierno. Un lugar acondicionado para el frío perfecto para disfrutar entre amigos y admirar las vistas al skyline madrileño. El terraceo invernal ha venido para quedarse y el Hotel Indigo Madrid ofrece una de las opciones más singulares dentro de Madrid.

    Cualquier momento es bueno para disfrutar de un buen trago en las alturas de la ciudad y dejarse sorprender con una oferta culinaria en la que los sabores y aromas trasladan directamente al país de cultura azteca, así que, ¡Qué viva México, compadre!

    Situada en la planta 12 y manteniendo siempre su aire cosmopolita y fresco, la terraza del Hotel Indigo Madrid fue renovada el pasado junio, comenzando así una nueva etapa donde la inspiración mexicana destaca no solo en la decoración sino también en sus platos. Este cambio viene de la mano de Combo Estudio, responsables del interiorismo de varios espacios del hotel, incluyendo, por supuesto, la terraza. La madera y vegetación de la barra recrean un lugar de diversión y disfrute en la última planta del hotel pensado para relajarse y salir del bullicio de la capital.

    La terraza del Hotel Indigo Madrid Gran Vía se acondiciona a las bajas temperaturas y se convierte en una de las imprescindibles para esta estación. Su espacio se dispone con estufas de calor, creando un microclima. Sus sillas se visten con mantas para protegerse del frío y el techo se cubre para distanciarse de las tormentas. Por ello, sorprende la originalidad de este espacio con aires mexicanos donde el color y el entorno evocan el verano caribeño con alegría, viveza y mimo.

    En relación a la oferta gastronómica, su carta se adapta casi por completo a la cocina mexicana. Los tacos de cochinita pibil, de rabo de toro y queso de cabra o de ceviche de atún y aguacate son la verdadera esencia de la propuesta. Para compartir, los totopos con pico de gallo, frijoles, queso y guacamole son el mejor aperitivo.

    Su propuesta desenfadada continua con una carta de cócteles que prometen sorprender y emocionar con un simple trago. Martini Fun Kiwi, Pink Harbour o Rising Sun son solo algunos de los muchos combinados que se pueden degustar. Una oferta variada en la que las consumiciones más típicas del país, como la michelada o la cerveza Modelo, hacen que México se sienta más cerca nunca.