Consulte nuestras revistas Online

  • DESCCARGAR gran-hotel-283
  • Actualidad hotelera

    Las oportunidades de inversión que ofrece el sector hotelero

    www.sxc.hu

    El turismo es uno de los principales motores de la economía española. España lleva más de seis años consecutivos superando las cifras de demanda turística. En concreto, el año pasado registró 82,8 millones de turistas, con un gasto asociado de alrededor de 89.856 millones de euros, lo que supone un 1,1% más respecto a 2017.

    Además, nuestro país figura como uno de los más atractivos en materia de inversión inmobiliaria y se ha posicionado como el mercado que más crece en Europa, según la consultora CBRE, y de los principales destinos más atractivos para la inversión hotelera en Europa.

    Por ello, es importante analizar con profundidad los emplazamientos de los activos y ser capaz de detectar dónde se encuentran las oportunidades de inversión con mayores posibilidades de rentabilidad para los inversores.

    En primer lugar, cabe destacar que Europa se situó como una de las regiones del mundo con mayor valor de RevPAR (ingresos por habitación disponible) en 2018. Es decir, los establecimientos del continente generaron una mayor rentabilidad para sus propietarios, hasta un 5,2% más respecto al año anterior. En concreto, de media, por cada habitación disponible se ingresaron 81,43 euros, frente a los 71,66 euros de otros continentes como Oriente Medio o los 69,25 euros de América, según datos de STR.

    A ello, se añaden cifras que resaltan el buen comportamiento del turismo en destinos urbanos europeos. Las grandes capitales como Londres, París, Estambul fueron las ciudades más visitadas de la región europea en 2018, según el último informe de la consultora Euromonitor.

    Ya en España, el sector turístico ha vuelto a batir récord en 2018, siendo el segundo país más visitado del mundo. Dentro de su oferta hotelera, los hoteles de tres y cuatro estrellas no son sólo los establecimientos que han registrado el mayor número de viajeros y pernoctaciones, sino que, además, junto con los hoteles de una y dos estrellas, registraron un incremento de su rendimiento financiero.

    Con todo, podemos concluir que el concepto de hotel city break, es decir, los consumidos por viajeros que realizan estancias cortas en la ciudad (entre dos y cuatro pernoctaciones), se convierte en la mejor opción, tanto para los inversores como para los consumidores.

    Un caso de éxito

    El grupo de gestión hotelera GatRooms apuesta por este concepto revolucionario que contenta a inversores y clientes.  El modelo de negocio de la compañía con base en Barcelona está fuertemente apalancado en la USP ‘Sleep Smart’y ofrece a los consumidores una propuesta de valor con hoteles de tres estrellas que cumplen con características idóneas. Pagar sólo por lo necesario, sin perder calidad ni diseño, y una ubicación en los centros de las ciudades con más reclamo de Europa.

    Sin duda, un producto internacional exportable a otras plazas. Sus hoteles afincados en Berlín y Lisboa consiguieron en 2018 un RevPAR de 85,38 euros y una ocupación media del 95,46%, un 20% más alta que la media del segmento.