Consulte nuestras revistas Online

  • DESCARGAR gran-hotel-285
  • Economía

    Los ahorros y la tarjeta de crédito son los principales métodos de financiación en la época estival

    Los meses de julio y agosto gran parte de la población española organiza viajes y eventos especiales con motivo de la llegada de las vacaciones. Los planes de las personas son muy variados, pero en general conllevan gastos elevados, adicionales a los que se producen en el día a día. Según datos del estudio realizado por el Grupo Kruk, la compañía de gestión de cobro que ofrece soluciones asequibles para ayudar a sus clientes a saldar sus deudas, los ahorros propios (59,3%) son el método de financiación más popular, durante la época estival, seguido del uso de la tarjeta de crédito (35,4%).

    Por otro lado, el 15,1% busca financiación específica ofertada por las agencias de viajes, el 11,2% recurre a créditos bancarios, y un 9,6% prefiere pedir un préstamo a sus familiares.

    Según la encuesta llevada a cabo por la compañía, el 16% de los españoles afirma haber tenido problemas para afrontar las deudas contraídas para financiar sus vacaciones de verano, una cifra similar a la observada el año pasado (ha aumentado un 1% con respecto a la encuesta realizada en 2018).

    La compañía de gestión de cobro de deuda también ha analizado los motivos principales por los que los españoles están dispuestos a solicitar un crédito para financiar sus vacaciones de verano. Según datos del estudio, el 32,6% de los encuestados pediría un crédito si recibiesen una oferta de financiación interesante por parte de una agencia de viajes; el 31,1% lo haría para financiar un viaje que requiera un desembolso más grande de lo que puede permitirse su bolsillo; y un 25% elegiría esta opción para no gastar sus ahorros de una sola vez en el viaje.

    ¿Cuánto dinero gastan los españoles en sus vacaciones?

    La encuesta también arroja datos sobre el presupuesto invertido por la población española en sus vacaciones de verano, incluyendo gastos de transporte, comida, ocio y alojamiento. Más de la mitad de la población (52,8%) afirma gastar entre 100 y 500 euros por persona en sus vacaciones de verano. Por su parte, el 38,7% asegura que su presupuesto sobrepasa los 500 euros por persona, y solo un 8,5% invierte de media menos de 100 euros por persona.

    “La época estival es determinante en la economía doméstica de los españoles. El buen tiempo, los planes fuera de casa y los viajes pueden hacer que nuestras finanzas se tambaleen. Por ello, es vital llevar una planificación mensual del presupuesto doméstico, incluyendo los costes previstos para el verano, de manera que podamos prever los gastos en los que incurriremos. Así podremos ahorrar con tiempo y evitar incurrir en deudas difíciles de devolver”, comenta Francisco Álvarez, director de inversiones en NPL y desarrollo de negocio de Kruk España.