Consulte nuestras revistas Online

  • DESCARGAR gran-hotel-286
  • Cadenas

    Meliá prevé mejoras en España y Latinoamérica en 2020

    Meliá Hotels International presentó ayer sus resultados correspondientes a los primeros nueve meses del año, que reflejan con claridad el complejo entorno de la industria, sometida a diversas tensiones geopolíticas (como sucede en torno al Brexit, a Cuba o al rebrote de inestabilidad en Cataluña) y que mantiene sin embargo una notable fortaleza frente a dichas circunstancias, reflejada también en la evolución del negocio de Meliá. La compañía consiguió así “amortiguar» la importante caída del RevPAR (-32%) en el tercer trimestre en la República Dominicana y mantener estables los ingresos globales, que apenas cayeron un -0,3%, resistiendo satisfactoriamente los resorts españoles del grupo la presión competitiva de Turquía y el norte de África, registrando una ligerísima caída del RevPAR (-1%) a pesar de la desaceleración relativa de Canarias, el más afectado de los destinos españoles.

    La compañía ingresó 1.388 millones de euros hasta septiembre, similar al mismo periodo de 2018 si excluimos las plusvalías, y su Ebitda sin plusvalías se redujo en un -3,7%. El beneficio neto fue de 96,8 millones, un 23,7% inferior al obtenido en los nueve primeros meses de 2018, al acusar también la menor generación de plusvalías y, sobre todo, la peor evolución de algunos destinos, como la República Dominicana, debido a las circunstancias ya reseñadas. Con tres hoteles entre los 10 mejores de Punta Cana según TripAdvisor, Meliá se sitúa como la mejor compañía en un destino de altísimo potencial que, tras clarificarse las dudas falsamente alentadas sobre su reputación, iniciará una intensa campaña de reposicionamiento para recuperar su liderazgo en el Caribe.

    Los resultados financieros de Meliá mejoraron un 8,7% frente al mismo periodo de 2018, situándose la deuda neta en 655,7 millones de euros, (+48,2 millones de euros desde diciembre). La compañía anunció recientemente un programa de recompra de acciones que, con un máximo de 60 millones de euros, le permitirá adquirir un máximo de 8.500.000 acciones (representativas de un 3,70% del capital social). La compañía demuestra con ello su confianza en las perspectivas a medio plazo de su negocio que, pese a las afectaciones puntuales en diversos puntos de la geografía mundial, mantiene una situación de fortaleza y unos sólidos fundamentales. Para Gabriel Escarrer, vicepresidente ejecutivo y consejero delegado del grupo, “la fuerte caída experimentada en los últimos meses por el precio de su acción obedece a una sobrerreacción del mercado ante algunos signos de retroceso en la industria turística, que son coyunturales y no estructurales, si atendemos a las causas de los mismos y al crecimiento sostenido de la demanda y de la inversión en el sector, así como a la fortaleza de la economía norteamericana, principal mercado para los destinos del Caribe donde Meliá es un actor de referencia».

    La compañía confía además en que la extensa renovación de su oferta en el Mediterráneo y el Caribe acometida durante los últimos años, sumada a su alto grado de transformación digital y a la fortaleza de sus marcas y nuestra capacidad de gestión, les sitúa en una excelente posición para abordar un crecimiento selectivo y consistente.

    Perspectivas

    Meliá London Kensignton

    La compañía explica la concurrencia de algunos síntomas y datos que apuntan a una mejor evolución de su negocio, como son la confianza mostrada por el mercado emisor británico en la ausencia de un brexit duro, y el incremento de las ventas registradas hasta la fecha –cercano al 15%– de mercado británico para los hoteles del grupo, resultante de la Feria World Travel Market celebrada en Londres esta misma semana. Asimismo, las positivas perspectivas para Reino Unido como mercado receptor, con mejoras previstas en todos los hoteles del grupo en Londres, reafirman la acertada estrategia del grupo en el país y especialmente, el éxito del reposicionamiento de grandes productos el Melia White House y el Meliá London Kensington, recientemente renovados.

    En España, las previsiones para las Islas Canarias señalan una tendencia positiva, superado el impacto que representó la recuperación de Turquía y norte de África en 2019, y neutralizado el impacto de la quiebra de Thomas Cook gracias a la estrategia de venta anticipada desarrollada por el grupo y al repunte de venta de último minuto, que sitúan las reservas un 4% por encima del pasado año, con una mejor temporada de verano 2020 en cuanto se refiere a mercado emisor británico. En cuanto a las Islas Baleares, cuyo resultado se ralentizó durante el tercer trimestre (-1,9% frente a 2018) las previsiones de la compañía apuntan a una mejora muy consistente en los hoteles de Palma y Calviá, gracias a la previsión de grupos y congresos que tendrán un impacto positivo en todos los hoteles del grupo en la ciudad. El Palacio de Congresos de Palma, gestionado por Meliá, estima un incremento de eventos internacionales del 162% en 2020 respecto a los celebrados en 2018, confirmando la tendencia positiva en el segmento y consolidación del destino Palma.​

    Por lo que respecta a América, la división más impactada en 2019 por diversas coyunturas, la compañía percibe una clara recuperación tras un punto de inflexión alcanzado en el tercer trimestre del año en curso: por una parte, se espera que la estrategia de reposicionamiento puesta en marcha por las autoridades y empresas de la República Dominicana, coincidente con un poderoso esfuerzo inversor y de renovación realizado por el sector, la posicionen de nuevo como un destino clave del Caribe, ya en la primera mitad de 2020. Por otra, la fuerte apuesta de la compañía en el resort Paradisus Los Cabos en 2019 comenzará a dar sus frutos, según las previsiones y contratación de grupos formalizada hasta la fecha.

    Por todo ello, Gabriel Escarrer afirma que, “si bien mantenemos la prudencia, desde Meliá Hotels International percibimos claros factores de mejora en los tres puntos que más habrían lastrado nuestros resultados en el año 2019: las Islas Canarias, donde el negocio ha comenzado a repuntar, la ciudad de Palma, que se prepara para una gran temporada en el segmento MICE y, de manera muy destacada, la República Dominicana, donde una información falseada causó una caída nunca antes experimentada ante situaciones críticas reales, como huracanes o alertas sanitarias. Tras tocar fondo en el tercer trimestre, con un RevPAR negativo del 32%, la reciente constatación por el Gobierno de Estados Unidos de la falsedad de la alarma creada sobre el destino ha dado paso a una potente campaña de recuperación que constituirá un punto de inflexión para una rápida recuperación de la zona».

    Datos destacables

    El Ebitda sin plusvalías fue de 373 millones de euros, un 3,7% inferior al obtenido en los nueve primeros meses de 2018.

    La compañía ingresó 1.388 millones de euros hasta septiembre, prácticamente idéntico (-0,3%) a los ingresos del mismo periodo en 2018, si se excluyen las plusvalías.

    El Beneficio Neto Atribuido de Meliá se sitúa en 96,8 millones de euros, un 23,7% inferior al obtenido en los nueve primeros meses de 2018, debido a la menor generación de plusvalías y a la desaceleración en algunos destinos, fundamentalmente por la crisis que atravesó el sector en la República Dominicana durante el tercer trimestre.

    El RevPAR global considerando hoteles en propiedad y alquiler se situó un 0,2% por encima del alcanzado en septiembre de 2018, neutralizando el impacto de la fuerte caída de la República Dominicana en el tercer trimestre (-32%).

    Los hoteles españoles resisten a la fuerte competencia de Turquía y otros destinos del Norte de África en el segmento resorts, y registran un crecimiento medio global del 2,3% de RevPAR en el tercer trimestre. Igualmente, Meliá demostró la resiliencia de su modelo de negocio tras la crisis de Thomas Cook.

    Los resultados siguieron mejorando en los hoteles europeos, destacando el dinamismo del Reino Unido tanto desde el punto de vista emisor como receptor, con un +2% de RevPAR de los hoteles en el pais en el tercer trimestre, a pesar del proceso de renovación en dos de sus hoteles de Londres, y un espectacular crecimiento del revPAR en el hotel ME London del 11,5% en GBP hasta septiembre.

    El RevPAR de los hoteles italianos mejoró en un 8,9% en el tercer trimestre, estando prevista la apertura del tercer hotel del grupo en Milán, el InnsideTorre Galfa, en el cuatro trimestre.

    Melia. Com, el canal directo B2C de Meliá incremento sus ventas en 1,7% hasta septiembre y registra unas ventas “en libros” un 10,6% superiores a 2018, mientras que MeliaPro, plataforma B2B, incrementó un 19,5% sus ventas.

    Se ha iniciado el programa de recompra de acciones por un máximo de 60 millones de euros, con el que la compañía envía un mensaje de confianza al mercado.

    El resultado rinanciero del grupo mejoró en un 8,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

    El outlook para el último trimestre del año señala una leve mejora del RevPAR global, y con vistas a 2020, las previsiones del grupo apuntan a una mejora en las tres áreas más afectadas por circunstancias coyunturales: la República Dominicana, las Islas canarias y la Ciudad de Palma de Mallorca.​​​​​​​