Consulte nuestras revistas Online

  • REVISTA GRAN HOTEL 289
  • Cadenas

    Rusticae cierra 2021 con récords de ocupación y más de 230 alojamientos en cartera

    Casona de Indias

    2021 ha sido un año de inflexión y de recuperación, y el turismo rural ha sido uno de los grandes beneficiados. Muestra de ello es que las búsquedas en Google relacionadas con turismo rural, hoteles boutique y hoteles rurales ha crecido un 25%, y en el caso de Rusticae, las búsquedas de la marca han crecido un 30% en los últimos 12 meses.

    Ante este panorama, Rusticae cierra 2021 con muy buenos resultados pese a haber estado cinco meses con cierres perimetrales y otras restricciones debidas al Covid-19. Tal y como comenta Paulo, anfitrión de Casas do Coro Rusticae, “a pesar de haber estado cerrados los tres primeros meses del año, cerramos 2021 superando los registros prepandemia y alcanzando un récord histórico en nuestros 21 años de existencia”; o Ramón, anfitrión de Heredad Beragu Rusticae, quien afirma que “no sólo cerramos este con 7% más de noche ocupadas y un 16% más de facturación sobre 2019, el de mayor facturación desde nuestra apertura, sino que también hemos tenido niveles de récord en rentabilidad”. En general, se aprecia optimismo, como demuestra Íñigo, anfitrión del Hotel Nabia Rusticae: “El verano y el otoño han sido los mejores en 11 años, y somos muy optimistas incluso ahora en invierno, que es nuestra temporada baja”.

    En cuanto al número de alojamientos en cartera, Rusticae consolida su presencia y su oferta, con más de 230 establecimientos en España, Portugal Francia y el arco mediterráneo, y 90 establecimientos más en Latam. Las últimas incorporaciones nos llevan a Asturias, Fuerteventura y Portugal.

    Hotel Casona de Indias Rusticae (Piloña, Asturias)
    Alojarse en una auténtica casa de indianos, es posible en el Hotel Casona de Indias Rusticae. Fue en 1887 cuando uno de tantos indianos que partieron a Cuba a hacer fortuna, terminó la construcción de esta casa. Hoy, totalmente rehabilitada, alberga este pequeño hotel con encanto, de siete habitaciones dobles distribuidas en dos plantas, en el que se ha respetado la esencia de antaño, pero incorporando un toque de modernidad que convierte la estancia en una experiencia única. El entorno también acompaña. Ubicado en el corazón del asturiano concejo de Piloña, desde el hotel puede disfrutarse de unas fantásticas vistas de las sierras del Sueve, Ponga y el parque nacional de los Picos de Europa. Un lugar idílico para descansar, pero también para realizar todo tipo de actividades como senderismo, cicloturismo, mountain bike, golf, caza, pesca u observación de aves.

    Verdeaurora Bio Farm Rusticae (Antigua, Fuerteventura)
    Producción y turismo sostenible, tradiciones y cultura local, y amor por la naturaleza y las personas. Estas son las tres máximas de la filosofía de este proyecto ecológico y familiar que cuenta con dos casas (Casa Pilar y Casa Aurora) dentro de la selección Rusticae. Casa Aurora, con una capacidad máxima para tres personas, es el lugar ideal para desconectar, al estar en medio de un ambiente que combina lo natural con el mundo rural y alejada de los principales núcleos urbanos. Por su parte, Casa Pilar, con capacidad máxima para cinco personas, tiene el diseño de una antigua vivienda tradicional majorera, es ideal para aquellos que buscan algo diferente descubriendo lo más auténtico de la Reserva de la Biosfera de Fuerteventura. En Verdeaurora Bio Farm Rusticae es posible conocer las tradiciones agrícolas de Fuerteventura siempre bajo la filosofía ecológica y de cuidado por el medio ambiente, con actividades como workshops de aloe vera, catas de aceite de oliva o de tapas locales, o pasear por la finca con explicaciones de los cultivos que la conforman y conocer los antiguos sistemas de cultivo. Toda una experiencia para los que aman el entorno.

    Hotel Alma Calma Rusticae (Tindaya, Fuerteventura)
    Una antigua casa abandonada frente al océano es hoy el Hotel Alma Calma Fuerteventura Rusticae. Cuatro habitaciones y sólo para adultos, esta casona es un remanso de tranquilidad donde la sostenibilidad guía cada uno de sus pasos. Así, la casa fue restaurada siguiendo técnicas naturales y utilizando materiales ecológicos como la cal y la madera reciclada, que realzan la majestuosa elegancia de las piedras volcánicas. Además, toda el agua que se consume en el hotel es reciclada, han eliminado el plástico, sólo utilizan jabones sólidos naturales hechos de un aloe orgánico producido localmente y han reducido la contaminación lumínica al mínimo, para disfrutar del espectáculo que ofrece la Vía Láctea cada noche. Y en cuanto a la gastronomía, siempre en base a productos frescos procedentes de fuentes locales, frutas de temporada y hierbas de su pequeño huerto ecológico.

    Gavião Nature Village Rusticae (Cadafaz, Portugal)
    Un proyecto que nació del deseo de brindar a los huéspedes una experiencia única y diferenciadora, en contacto con la naturaleza sin dejar nunca de lado la comodidad, y que ofrece dos tipologías de alojamiento que se ajustan a las necesidades de cada viajero. Así, cuenta con 10 Cork Shelters, refugios de corcho ecológico que aprovechan los recursos endógenos de la región, y con capacidades para dos, cuatro u ocho personas. Y 13 tiendas glamping, con capacidad para dos o cuatro personas y con todos los detalles de una habitación de hotel. El complejo ofrece además una gran variedad de programas de actividades que van desde la práctica de deportes multiaventura hasta el detox, pasando por paseos en globo sobrevolando el Alentejo portugués.