Consulte nuestras revistas Online

  • DESCARGAR gran-hotel-285
  • Hoteles

    ¿Viajar en familia? ¡Descubre todo lo que las familias piden en los hoteles!

    Eurostars Las Salinas

    Es verano y toca escoger destino para las vacaciones, pero cuando se viaja en familia no todo vale. Según los estudios de turismo familiar que analizan las pautas de consumo de las familias en España, estas realizan como mínimo un viaje al año. Uno de los puntos que más se valoran a la hora de organizar estas vacaciones es el hecho de contar con propuestas de alojamiento adaptadas a niños y mayores, así como cierto grado de personalización en la oferta.

    Cuando toca viajar con los más pequeños, existen una serie de consideraciones entre las que se priorizan la funcionalidad y la comodidad, y aunque hoy en día parece que la posibilidad de disponer de una mayor flexibilidad hace que otras opciones de alojamiento alternativo ganen terreno, viajar con niños no tiene por qué estar reñido con hospedarse en un hotel.

    Eurostars Hotels se ha propuesto cuestionar a sus huéspedes qué servicios e instalaciones creerían interesante incorporar a la propuesta de los hoteles de la cadena para asegurar estancias más cómodas y satisfactorias para niños y mayores. Para ello ha lanzado un nuevo reto desde su plataforma de innovación abierta www.hoteltesterideas.com con la intención de conocer como las familias afrontan estos viajes intergeneracionales.

    Entre todos los testimonios recogidos en el estudio y después de llevar a cabo un análisis de los resultados, se han identificado una serie de propuestas e ideas recurrentes que se han recogido en la siguiente relación de puntos:

    1-. Actividades de ocio y entretenimiento para toda la familia
    Cuando se trata de satisfacer a la familia es importante cubrir sus necesidades de entretenimiento mediante iniciativas que engloben los gustos y preferencias de todos. Esto incluye desde sesiones de karaoke, a ginkanas, scape rooms o sesiones de juegos de mesa. El ejercicio físico también es un punto que despierta el interés de las que buscan propuestas de turismo activo. La promoción de actividades al aire libre y la gestión de rutinas diarias de ejercicios en familia resulta una opción popular. Del mismo modo hay cabida para actividades vinculadas al turismo cultural. Los huéspedes demandan disponer de guías locales que incluyan una recopilación de actividades adecuadas para descubrir el destino.

    2-. Equipamiento, mobiliario y amenities para los más pequeños

    Para aquellos que viajen con niños es importante que el hotel disponga del equipamiento necesario para cubrir las necesidades de los más pequeños. Lo mínimo es disponer de tronas y cunas, pero cada vez son más los hoteles que facilitan mediante empresas proveedoras disponer de carritos de paseo evitando a las familias tener que desplazarse con ellos.

    Otra de las propuestas que aparece de forma reiterada es poder facilitar en la entrada al hotel de un kit infantil que incluya desde caramelos, a gorras para protegerse del sol, peluches o láminas y lápices pensadas que los niños se distraigan coloreando. En esta dirección también se valora el hecho de disponer en la habitación de amenities de baño y productos de limpieza especiales, así como poder contar en el mismo hotel de productos básicos para el cuidado infantiles como pañales o cremas.

    Otro tema es la posibilidad de contar en el hotel con una pequeña biblioteca de libros infantiles con servicio de préstamo para que ningún niño se quede sin su cuento de buenas noches antes de dormirse.

    Por último, a nivel de instalaciones, una de las demandas más comentadas por los clientes es podes escoger habitaciones tematizadas para generar experiencias diferentes, así como también disponer de espacios exclusivos para los más pequeños en los que puedan disfrutar cómodamente sin por ello entorpecer la operativa del hotel o llegar a tener un impacto en la estancia de otros huéspedes.

    3-. Alimentación infantil
    Sin duda los desayunos son uno de los momentos más temidos cuando se viaja en familia, y es que a veces dificultan la convivencia entre los huéspedes que viajan con niños y los que no. Aquellos que viajan con los más pequeños piden espacios retirados para asegurar una mayor comodidad y tranquilidad. También se solicita que el desayuno incorpore productos específicos de gusto de los más pequeños.

    Otra reivindicación es poder disponer en el bufé de las comidas de alimentos pensados para bebés: comida triturada, purés y papillas para que los padres puedan alternar con los productos preparados y procesados para bebés que se comercializan normalmente.

    4-. Juntos, pero no revueltos
    Aunque el objetivo de viajar en familia es aprovechar las vacaciones para pasar tiempo en compañía y llevar a cabo actividades entre padres e hijos, también es cierto que los huéspedes anhelan disponer de momentos para poder relajarse. Por este motivo sugieren contar con programas complementarios que incluyan el desarrollo de planes para adultos con actividades paralelas que permitan dejar a los menores distraídos y en buenas manos. Sería el caso de contar con sesiones de spa que incluyan un servicio de guardería.

    Igualmente, también se solicitan alternativas a las habitaciones familiares, triples o cuádruples, prefiriendo la opción de habitaciones conectadas que permitan la convivencia y a la vez contar con cierta privacidad.

    5-. Para toda la familia
    Con el auge de los viajes intergeneracionales, cuando hablamos de familia no siempre nos referimos a viajar con niños. Los abuelos también se incluyen en los viajes familiares y resulta importante contemplar sus necesidades mediante servicios e instalaciones adaptadas a sus necesidades. Esto se refiere a mejorar la accesibilidad y eliminar barreras arquitectónicas. Igualmente, cuando nos referimos al concepto de familia los límites pueden ampliarse. Y es que muchos consideran a sus mascotas y animales de compañía parte de su núcleo familiar. Por ello también demandan tenerlos en cuenta con espacios y servicios adaptados.

    Si bien es cierto que los hoteles adults only cuentan con un gran número de adeptos y se han convertido en una tendencia en auge, los viajes en familia seguirán siendo uno de los clásicos del verano, por lo que resulta importante tomar buena nota de las demandas de los huéspedes. Aunque no todo el mundo tenga muy claras las bondades de los viajes en familia.