Consulte nuestras revistas Online

  • DESCARGAR gran-hotel-286
  • Gastronomía

    Victor Dounton, chef del Dolce Sitges, ganador de la final europea IACC Copper Skillet

    Victor Douton, chef de los Restaurantes Esmarris y La Punta de Dolce by Wyndham Sitges Barcelona, ha resultado uno de los dos ganadores de la final europea del concurso de cocina IACC Copper Skillet, organizado por IACC Meetings. El plato ganador fue el salmón con salsa de crema de pescado, pak choi, espárragos blancos y verduras verdes mixtas. Douton competirá, junto con la otra ganadora de Europa, contra los finalistas de América y Asia–Pacífico, en la competición internacional Americas Connect que se celebrará en Estados Unidos en abril de 2020.

    Este reconocimiento llega el mes en que Dolce Sitges ha presentado las cartas de otoño de sus restaurantes Esmarris y La Punta. Con un equipo, dirigido por el prestigioso chef Jaume Balada, las nuevas cartas respiran la esencia de esta estación donde los tonos amarillos, dorados y rojizos son los protagonistas. Proximidad y tradición son los conceptos que mejor describen la nueva propuesta gastronómica, con productores de temporada como la calabaza, las setas o los frutos secos.

    El restaurante Terrassa La Punta propone una carta en la que la esencia de la dieta mediterránea está siempre presente. Para amenizar la espera del plato principal, el restaurante apuesta por las tapas más selectas, entre las que se encuentran las patatas bravas de la casa, con salsa ligeramente especiada y sofrito tradicional, y las croquetas de pollo del Penedès, con trompetas negras y setas botón. Sus entrantes, basados en una cocina cuidada, están elaborados con productos de gran calidad. Algunos de estos platos son el tradicional xató al estilo Dolce Sitges con bacalao, atún ahumado, anchoas de L’Escala y salsa romesco, la crema de calabaza con cremoso de burrata ahumada y tierra de especies o los fideos a la cazuela, con sepia, costillar de cerdo y langostinos. Como platos principales, hay propuestas únicas como la lubina asada con boniato y col Kale en modo trinxat, espárragos verdes y tomates pasificados, o platos vegetarianos como el tabulé de cuscús con aguacate, gel de menta, encurtidos y rúcula. En cuanto a sus postres, los comensales podrán disfrutar de un inmejorable crumble de manzana, vainilla y nueces con helado de canela y de su original ensalada de fruta de temporada con granizado de anís estrellado, entre otros.

    “A partir de una cocina de proximidad, lo que queremos es crear experiencias. Innovamos a partir de la tradición para que nuestros comensales disfruten de platos únicos que no encontrarán en ningún otro lugar”, ha afirmado Jaume Balada, chef ejecutivo de Dolce Sitges.

    Con una cocina reposada y de proximidad, con proveedores locales, el restaurante Esmarris presenta una serie de platos exclusivos. Entre ellos, destacan algunos entrantes como los rigatoni rellenos de estofado de rabo de buey, con tomate pasificado y queso de cabra la Garrotxa, o el empedrado de bogavante y judías de Santa Pau, con gel de pimiento asado y encurtidos marinos. Entre los platos principales, la propuesta cuenta con una amplia oferta de pescado, carne y platos vegetarianos. Así, los amantes del pescado podrán disfrutar del rodaballo asado, con arroz cremoso de pulpitos encebollados y gel de lima, o de la lubina rellena de setas, con texturas de zanahoria morada y beurre blanc de plancton. Quienes se decanten por la carne degustarán productos únicos como el solomillo de ternera de Girona, con salsa Périgoux, setas botón a la plancha y Parmentier de patata Ratte, o el rablé de conejo relleno de gamba, con cremoso de coliflor ahumada, rebozuelos y mini zanahorias confitadas. Para vegetarianos, se sugieren otros platos como el arroz cremoso de calabaza, espárragos verdes, queso Percorino sardo y trufa negra, o la crema de castañas con falsa seta botón confitada y tierra de frutos secos. Para cerrar una velada única, no pueden faltar los dulces: tarta de queso, sablé crujiente de vainilla, manzana y miel, ganache de chocolate negro y jengibre, o ensalada de cítricos y frutos rojos.