Consulte nuestras revistas Online

  • REVISTA GRAN HOTEL 289
  • Informes y estudios

    El precio ya no es el factor principal de las decisiones de viaje

    Un nuevo estudio de Expedia Group, Traveler Value Index, muestra que la actitud hacia los viajes está cambiando, incluyendo aspectos como un sentimiento positivo frente a los pasaportes de vacunación, presupuestos que se incrementan y una demanda constante de seguridad y protección financiera. Este estudio analiza las opiniones de 8.000 personas en ocho países para comprender sus valores y expectativas en la medida en que la pandemia entra en una fase de control en muchas partes del mundo.

    “En tanto que aumentan los índices de vacunación y se abren las fronteras en todo el mundo, la gente está lista y ansiosa por viajar. Sin embargo, los meses de incertidumbre están pesando sobre sus decisiones de viaje y están cambiando la opinión convencional sobre el factor precio como principal impulsor de las reservas”, explica Ariane Gorin, presidenta de Expedia for Business en Expedia Group. «Estos datos muestran que las personas quieren reservar con proveedores turísticos de confianza que cumplirán con sus expectativas en cuanto a las experiencias, les mantendrán seguros y protegerán su inversión y su dinero».

    Mejoran las previsiones para 2021 y años posteriores
    Tras un período de incertidumbre, el Traveler Value Index muestra que las personas consideran ya los viajes dentro de sus prioridades de gasto. Más de un tercio (34%) de los encuestados tienen presupuestos para sus viajes más amplios que los disponibles en 2020. De hecho, casi uno de cada cinco encuestados en todo el mundo (18%) espera que los viajes sean la actividad en la que gastarán más dinero este año, a la par con grandes gastos como renovaciones del hogar (18%) y por delante del entretenimiento (12%), compra o cuidado de un automóvil (11%) o atención médica (11%). Además, más de la tercera parte (36%) dice que cambiaría un aumento de sueldo por más días de vacaciones.

    Por otra parte, está cambiando también la frecuencia y la duración de la estancia. Muchos viajeros, un 60%, prefieren a corto plazo hacer viajes nacionales, sin embargo, planean hacer más escapadas: y es que casi la mitad de los encuestados (41%) desea viajes más frecuentes y más cortos. Mejoran también las perspectivas para los viajes internacionales, con más de una cuarta parte (27%) de los viajeros considerando ya viajar a otro país durante el próximo año. Además, casi tres cuartas partes (71%) de los viajeros se sienten cómodos con la idea de usar y mostrar un pasaporte de vacunación para viajar a destinos en el extranjero.

    Otra tendencia que recoge el informe es el mayor deseo de disfrutar de experiencias nuevas y diferentes, en vez de destinos ya conocidos o con una conexión emocional. Así, el 75% de los viajeros afirman que quizás elijan un destino de viaje en el que nunca han estado antes; más de la mitad (52%) usará una nueva modalidad de transporte, y casi una cuarta parte (22%) ya está buscando una experiencia única en la vida en su próximo viaje.

    Los valores personales, clave en las decisiones de viaje
    Según Traveler Value Index, los viajeros continúan tomando decisiones sobre sus reservas turísticas basadas en sus valores, y estas decisiones reflejan sus propias opiniones personales. Los viajeros están dispuestos a apoyar prácticas sostenibles; y es que casi tres de cada cinco (59%) pagarían tarifas más altas para hacer su viaje más sostenible.

    Además, la mayoría de los encuestados (65%) reservaría con proveedores turísticos que tengan políticas inclusivas. Esto incluye a los alojamientos cuyos propietarios son mujeres o minorías, que ofrecen alternativas y propuestas a personas con discapacidades, o que fomentan un ambiente respetuoso y acogedor para la comunidad LGBTQIA+.

    La seguridad y la protección financiera, las principales prioridades
    Traveler Value Index lista, por orden de importancia, los factores que influyen en las decisiones de reserva para múltiples experiencias de viaje:
    • La capacidad de obtener un reembolso completo si cambian sus planes;
    • Precios inusualmente bajos como resultado de la baja demanda durante la pandemia;
    • Experiencia contacless, como check in on line en hoteles o alquileres vacacionales, accesos sin tarjetas o tarjetas de embarque digitales;
    • Políticas respetuosas con el medio ambiente, como el uso reducido de plásticos o la apuesta por alimentos y productos de origen local;
    • Procedimientos mejorados de limpieza y desinfección;
    • Políticas flexibles para cambiar las reservas;
    • Beneficios extra, mejoras o upgrades.

    Al analizar todas las experiencias turísticas, la seguridad y la protección financiera ocupan las primeras posiciones en la lista de prioridades fundamentales para los viajeros. Esto supone un cambio sobre la idea preconcebida de que el precio es lo que impulsa el comportamiento del consumidor. Más de uno de cada cuatro viajeros valora más la posibilidad de obtener un reembolso, especialmente en el caso de las aerolíneas (26%) y de los alquileres vacacionales (26%); seguidas de protocolos de limpieza y desinfección ampliados. Estos resultados evidencian la necesidad de que los proveedores turísticos comuniquen claramente tanto sus políticas de cancelación como las medidas de limpieza, con el objetivo de eliminar las preocupaciones de los viajeros y generar confianza.

    Las diferencias entre grupos de edad también quedan reflejadas en el Traveler Value Index, que muestra que los grupos de viajeros más jóvenes son menos sensibles al precio y a los reembolsos, entre otras conclusiones:
    En el caso de los hoteles y alquileres de vacaciones, la posibilidad de obtener un reembolso completo es más importante conforme el viajero tiene más edad.

    Las decisiones sobre volar también están determinadas por la seguridad financiera: más de una cuarta parte de los encuestados (26%) considera importante la posibilidad de obtener un reembolso completo. Sin embargo, y al compararlos con generaciones de más edad, los viajeros millennials y de la Generación Z, o los viajeros menores de 40 años, ven más valor en las experiencias sin contacto, en obtener mejoras o beneficios superiores o en las políticas respetuosas con el medio ambiente.

    Los pasajeros de cruceros son los únicos encuestados que clasifican los precios bajos como el factor más importante en su decisión. Por otra parte, los grupos de edad más jóvenes sopesan el impacto medioambiental de sus decisiones de viaje además del precio.