Consulte nuestras revistas Online

  • DESCCARGAR gran-hotel-283
  • Economía

    Los ingresos por compras de turistas chinos bajaron un 2% en 2018

    Foto cedida por Global Blue

    Si algo está marcando la política turística es un cambio de orientación, donde el volumen de turistas dé paso al gasto per cápita como indicador de éxito. Sin embargo, este propósito exige poner el foco en los viajeros de largo radio, especialmente de nacionalidad china, cuyo gasto en compras cayó un 2% en España en el último año, según datos de Global Blue, primer operador internacional de tax free, hechos públicos con motivo de Fitur, que arranca hoy en Madrid.

    Para Global Blue, invertir esta tendencia pasa, entre otros factores, por mejorar las trabas administrativas que faciliten a estos turistas la llegada a España. En la actualidad, el tiempo medio para tramitar un visado en los quince centros que tiene el Ejecutivo de España en territorio chino es de 15 días frente al día que puede llegar a tardar Francia o los tres de Italia. Por tanto, ponérselo al menos igual de fácil que los destinos competidores es una asignatura pendiente para no estar en desventaja.

    Y es que los chinos son la principal fuente de ingresos por turismo de shopping del mercado español. Concretamente, representan el 33% del gasto total de los viajeros de fuera de la UE, con un ticket medio que ronda los 1.000 euros por acto de compra. Lo mismo que gasta un europeo en toda una semana de estancia.

    Vender más y mejor la marca España

    Para Global Blue, otro de los retos es vender más y mejor la marca España en China, lo que pasa necesariamente por aumentar la inversión destinada a la promoción en origen. En este sentido, la reciente apertura de un tercer consulado español en China contribuirá a lograr el objetivo, aunque donde hay que reforzar el posicionamiento es especialmente en los medios digitales, que se han convertido hoy por hoy en la principal fuente de información y planificación del viaje por encima de los soportes físicos.

    DIVA, un antes y un después

    Sin embargo, no todo son asignaturas pendientes. La validación digital de la devolución del IVA, conocida como DIVA e implementada por la Agencia Tributaria con la coordinación de Global Blue, marca un antes y un después en el posicionamiento de España como destino de shopping al situarlo por delante de mercados como Alemania o Reino Unido que todavía no cuentan con este servicio.

    Así, esta medida, obligatoria desde el pasado 1 de enero, está permitiendo mejorar la experiencia de compra de los turistas chinos al simplificar y agilizar los trámites de devolución. Y es que si antes era la aduana la que inspeccionaba de forma manual la documentación del viajero antes de que saliera del país, ahora el turista sólo tiene que escanear el código de barras de sus formularios tax free en los kioskos de autovalidación evitando esperas.